jueves, 29 de mayo de 2008

Los chinos veneran a << La Rata >> por su sagacidad, habilidad y egoísmo

Aunque en el mundo occidental la Rata es vista con disgusto y repulsión por ser un animal dañino y propagador de enfermedades y mala suerte, en gran parte del Este de Asia es admirada y honrada por su sagacidad y habilidad para adquirir cosas valiosas.

En China y Japón Las Ratas son consideradas como animales que gustan hacer alarde de su estilo y sobre todo pueden ser muy protectoras y generosas con aquellos que les son fieles y crueles con sus adversarios, a los que engañan con la emisión de ruidos extraños y luego vigilan para clavar sus garras cargadas de veneno.

Para los chinos Las Ratas son bastante centradas en sí mismas, tienen sus propias metas y ambiciones y rara vez dejan pasar la oportunidad para debatir.

Los chinos admiran a Las Ratas porque son muy curiosas sobre todo, y siempre están a la caza de nueva información y de cualquier cosa que pueda ser de uso para ellas en el presente o futuro.
El mayor problema de la Rata es que encuentra difícil ver más allá de sí misma.

Según el calendario chino La Rata es un tipo Yin, su complexión debe ser más bien fuerte y de no mucha altura, resistente y con una salud bastante envidiable; pero todo ello no le predispone a la despreocupación, ni mucho menos; suele ser una persona hipocondríaca, lo cual es una señal de buena salud, porque sólo los sanos se pueden preocupar de posibles problemas de salud: a los enfermos no les queda tiempo de ello.

Si a un Rata se le coloca, a la fuerza o por falta de arranque, detrás de un puesto rutinario, tendremos a un ser maldiciente y amargado que culpará a los demás de su mala suerte, por que nunca se resignará a ello.

En un mundo de temores y de inseguridades, el Rata parece estar a su placer, yendo de un lado para otro. Mientras que en los peores momentos y situaciones difíciles: Intenta vivir siempre sus experiencias y conocer nuevas sensaciones.










No hay comentarios: