viernes, 30 de mayo de 2008

La Casa de un expresidente dominicano se cae a pedazos


TAMBORIL. La casa donde vivió el ex presidente de la República Horacio Vásquez y su esposa doña Trina Moya de Vásquez en este municipio de la Procincia de Santiago, en el Norte de la República Dominicana, se cae a pedazos ante la mirada inclemente de las autoridades de Cultura del gobierno central que nada hacen para rescatarla.
A pesar de que en ella funciona una Escuela Laboral, de arte y costura, conocida como Corazón de Jesús, nadie echa una ojeada a su deterioro y muy pocas voces sale a la luz pública a reclamar su rescate.
La vivienda, construida en madera y cinz al estilo victoriano, fue donada a la iglesia católica por Toñita Moya, hija de crianza de Horacio y su esposa Trina Moya, lo que no es un obstáculo para que esa casa deje de ser un patrimonio cultural que debe ser preservado.
Juana Pastora Henríquez, es la directora de la escuela laboral que allí funciona, pero ella solo dedica tiempo a la docencia, sin percatarse de que aquella casa es un patrimonio cultural que se encuentra abandonado.
En la casa se conservaba la caja fuerte de Horacio, una bañera, su cama y otros objetos que han desaparecidos o han sido lanzados a la basura por la ignorancia de personas que no saben de historia.
Ubicada en la calle Real Número 97, la casa fue el refugio hasta su muerte en 1936 del tres veces presidente de la República Dominicana, donde vivió junto a su esposa Trina, compositora del glorioso himno a las madres y gran poetisa dominicana.
Con múltiples pasillos laterales y amplio patio la Casa de Horacio era considerada un palacete en su época y en ella la ilustre pareja los últimos años de su vida prácticamente exiliados por el gobierno del dictador Rafael Leonidas Trujillo Molina, quien gobernó el país con manos de hierro durantre 30 años y fue asesinado en el 1941 hace ya 47 años.
En su morada de Tamboril Horacio se mantuvo recibiendo amigos y familiares y vivió rodeado de una pequeña escolta personal que le fue fiel hasta la muerte.

Vázquez se mantuvo recluido tranquilamente en su casa de tamboril hasta su fallecimiento en 1936, luego su entonces ya viuda, Doña Trina De Moya, se marcha a vivir a Puerto Rico donde muere en 1941, sus restos fueron enterrados mas tarde junto a los de su esposo, en el cementerio Parroquial de Tamboril, de donde fueron exhumados

No hay comentarios: